Lifting Facial

El paso del tiempo, la exposición prolongada de la piel al sol o el estrés diario se hacen visibles en la cara y el cuello. Comienzan a aparecer surcos y pliegues que hacen que la expresión facial pierda tono.

El lifting  facial es un tratamiento quirúrgico para retirar el exceso de piel en el rostro y cuello y tensar sus músculos,  eliminando así los signos de flacidez y mejorando el tono y brillo en el rostro. Esta intervención se recomienda a partir de los 45 años.

A parte del lifting facial existen otra técnicas no quirúrgicas para mejorar el aspecto y el tono facial. Estos son los llamados hilos tensores que se encargan de mejorar la flacidez, posicionando los tejidos y mejorando el óvalo facial.

Los efectos de los hilos tensores se mantienen incluso después de haber sido absorbidos, pues el colágeno y elastina que generan dan lugar a colágeno nuevo de mejor calidad.

Los comentarios están cerrados.

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar